25/06/2019. Rol

En cuanto a juegos de rol, ¿son los sistemas modernos mejores que los tradicionales?

Mientras escribo y reescribo la nueva edición de Deimos, me surgen muchas dudas sobre si gustará o si se ajusta a lo que hoy en día la gente espera ver en un juego de rol moderno. Esto, sumado a las largas discusiones que tengo con los roleros más cercanos de mi entorno (mi mesa de juego habitual, principalmente) me hace pensar que hay una tendencia a menospreciar los juegos de rol tradicionales porque no aparcan sus mecánicas en beneficio de la interpretación. El argumento a favor que siempre escucho es la velocidad para tirar los dados, para ejecutar mecánicas que te quiten tiempo a la interpretación. Lo que yo veo es gente que no está dispuesta a aprenderse cuatro reglas y que la mayoría de los roleros actuales deberían hacer teatro y dejar de jugar a juegos de rol.

El rol siempre ha sido una mezcla de mecánicas e interpretación. Quitar cualquiera de ambas reduce el juego a unas dinámicas de improvisación teatral o a un juego de mesa. Si en el pasado los juegos de rol venían con cientos de tablas y reglas que los hacían injugables, creo que hoy en día pecan de convertir los juegos en manuales de ambientación con apenas dos o tres reglas muy laxas que justifiquen su compra.

Seré yo, que soy un acérrimo defensor del rol de los 90, pero cada vez que leo comentarios del estilo que cito debajo me dan ganas de llorar muy fuerte.

Los juegos de rol tienen un componente crucial que los hace atemporales: no usan tecnología, no se quedan obsoletos, sus páginas se desgastan pero su contenido es imperecedero. Sin embargo hay gente que se empeña en ponerles fecha de caducidad, ya sea por moda o por ideas que deberían ser cuestión de gustos pero que en la práctica se pretenden hacer ver como dogmas de «buen rolero«. Apelando al orgullo del «si no lo haces así, lo haces mal«.

¿Quién y cuándo determinó que tirar los dados tuviera que ser un problema? ¿Por qué aplicar bonificadores/penalizadores o necesitar varias tiradas para lograr un objetivo se ha convertido en algo despreciable? Yo disfruto tirando los dados, leyendo las reglas (por encima de la ambientación) y me gusta hacer ingeniería sobre ellas. Me parece inteligente cuando un juego logra tener unas reglas que son inseparables del mundo que está mostrando. Es más, a mí lo que me define un juego de rol son sus mecánicas, no su trasfondo. El trasfondo se puede inventar fácilmente cualquier tarde (lo llevamos haciendo desde que éramos pequeños) pero elaborar unas reglas que den libertad y al mismo tiempo acoten los progresos de los personajes es mucho más característico de la definición de juego de rol. Porque sí, rol implica interpretación, pero juego implica mecánicas… y al final el trasfondo del juego no es ni uno, ni otro.

Si hiciéramos una comparativa con un cuadro, el trasfondo sería el lienzo, las reglas serían las herramientas y la interpretación sería el artista. Nos está haciendo mucha gracia que el artista pinte con los dedos, o incluso que otros planten sus manazas en su cuadro (mecánicas de rol consensuado y narrativa compartida) pero ya veremos si dentro de unos años nos cobran 60€ por panfletos con vagas ideas esbozadas que tengas que desarrollar tú. Al final, me voy de cada sesión de rol con la sensación de haber jugado al Sí, Señor Oscuro o un Érase Una Vez pero sin cartas.

Con todo, no estoy diciendo que no me gusten algunas de las mecánicas que se están aplicando a los juegos de rol más modernos. Algunas sientan bien, pero no a costa de perder la parte mecánica. Y como dije, se está estigmatizando el hecho de jugar con sistemas más desarrollados en lugar de dejarlo todo al «criterio de los jugadores». No me compro un juego para que el 90% sean fotos y trasfondo con unas reglas que podrían caber en un díptico. Ni para tener creaciones de personaje basadas en «dime tres cosas de ti» en vez de un proceso guiado con mecánicas propias. Para eso no necesito gastar mi dinero. Saco una hoja en blanco y empiezo a contar una historia. Gratis.

Al final lo que más daño hace al mundillo no es lo que se publica, sino lo que se dogmatiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hojas de personaje
Mundo de Tinieblas
Otros Juegos